Si entramos a Internet o al hojear la sección de clasificados en un periódico es común ves la variedad de costos de autos usados que se ofrecen en el mercado. Muchas veces, te puedes topar con que un mismo modelo de auto puede tener precios completamente diferentes, lo que puede repercutir en la decisión final de compra. Sin embargo ¿Cómo estar realmente seguros de que ese es un precio justo -o injusto- por el automóvil?

La mayoría de los vendedores particulares que vende su auto se basa más en el precio promedio que tiene la categoría o en el modelo específico de su auto para poder vender el vehículo lo más rápido posible, sin embargo, esta acción muchas veces resulta más perjudicial que benéfica. Para poder calcular el verdadero precio de un auto de segunda mano, es necesario considerar los siguientes puntos:

La marca del automóvil 

Se debe pensar en la demanda que existe del producto en el mercado, así como el tipo de auto que se quiere vender y el mejor período de tiempo para hacer lanzar la oferta de venta: por ejemplo, un auto tipo sedán es considerablemente más buscado por las personas que los autos deportivos o convertibles, aunque estos últimos son buscados mucho más en temporadas cálidas que frías. Las marcas comerciales como Nissan son mucho más económicas que las marcas de lujo como Mercedes-Benz, por lo tanto, su precio no debe ser tan elevado.

Problemas mecánicos y reparaciones

El precio también debe de tomar en cuenta las condiciones en las que se entrega la máquina. Por ejemplo, un modelo de años anteriores en perfectas condiciones, con su mantenimiento anual y sin fallas o averías en el motor es mucho más valioso que un auto dañado al que además has tenido que invertirle más dinero del necesario para reparar la falla.

Usa a tu competencia de guía, no como referencia

Si bien, consultar el precio de autos iguales a los tuyos para encontrar un rango de precio puede ser una buena idea, no dejes que sea la única referencia que tengas para fijar el precio de tu vehículo. Consulta otras fuentes y trata de encontrar información específica sobre el modelo del auto que quieres vender. Si este se encuentra totalmente equipado, con un sistema de seguridad mayor, catalogado dentro de los autos con mayor seguridad en caso de accidentes y además de ello tanto exteriores como interiores están en buenas condiciones, se encuentra con todos sus papeles en regla o hasta el momento has sido el único propietario, son cuestiones que suman puntos y permiten que puedas elevar un poco más el precio de tu automóvil y encontrar a alguien que este dispuesto a pagarlo.