La vida del sector automotriz tendrá un estancamiento, por lo menos eso es lo que prevé la consultora IHS Markit y el suceso ocurrirá entre 2019 y 2020. Hecho que no causa tanto impacto, pues desde ahora la gente ya opta por comprar carros usados de segunda mano, por los altos precios contrastado con los bajos salarios.

La Cepal señala que el sector automotriz mexicano representa uno de los grandes éxitos de industrialización en América Latina. Sobre la base de inversión extranjera directa (IED); se ha transformado de una industria anticuada y enfocada al mercado nacional en una plataforma de exportación muy competitiva dirigida al mercado norteamericano.

En la actualidad la industria automotriz de México enfrenta un gran desafío: duplicar su producción de vehículos. Para lograrlo tendría que maximizar su renovado y amplio acceso a nuevos mercados, a través de tratados de libre comercio y otros acuerdos comerciales, como la Unión Europea, Japón y países de la región (Brasil y Argentina).

Lamentablemente la base de proveedores de México es muy dependiente de la industria norteamericana y no logra cumplir con las normas de origen de estos acuerdos comerciales

Según la revisa Forbes, el manager de Ventas de Vehículos Ligeros en América, Guildo Vildozo, de la consultora IHS Markit, pronosticó que la industria manufacturera mexicana llegará a su pico de producción en 2019 con alrededor de 4.2 millones de unidades. Posteriormente, se estancará con aproximadamente 4 millones a partir del 2020.

“La previsión es que México llegue a 4.1 millones de unidades y se estanque allí. Las empresas toman decisiones de irse a Estados Unidos con la lógica de tener el producto más cerca de los consumidores. Puede sea parte de la política Trump, pero ésta es la tendencia”, afirmó durante el seminario México Outlook 2018.

El experto dio otro motivo de alarma para la industria automotriz mexicana, porque apuntó a un aumento de la demanda de crossovers en detrimento de vehículos pasajeros. “Esto es motivo de alarma para México porque la inversión entre 2011 y 2016 estaba enfocada en carros pasajeros, que es el que más se contrae”, afirmó.

IHS prevé un crecimiento de la industria, principalmente, en China, sur de Asia, incluyendo India, y América Latina, mientras que se contraen Norte América, Japón y Europa, a excepción de la zona del este.

Por eso, Vildozo recomendó a México “diversificar sus cartas” porque actualmente está “enfocado en un mercado que no va a crecer”, en alusión al mercado estadounidense.